SER PADRES SIN CASTIGAR - Capitulo 5

Capítulo 5 UNA PUBLICACION GRATUITA de Norm Lee (c) 2002


LA DISCIPLINA NO es Castigo


¿En dónde está esa disciplina tan enseñada?

No pasa una semana sin que conteste una llamada de un extraño que quiere hablar con alguien a quien nunca he conocido. ¿Porqué hay tantos números equivocados? ¿Que acaso la disciplina de encontrar el número correcto y apretar los botones adecuados, es mucho pedir para ser manejado por personas adultas?

Rara vez se disculpan por haberse equivocado y más bien exigen con enojo: "¿Quién ES?" pues se sienten ofendidos de que yo haya contestado el teléfono en vez de la persona que ellos esperaban.

Es obvio que la tan mentada "enseñanza de la disciplina", constantemente aplicada en los hogares y escuelas no está siendo aprendida. Las advertencias, sermones, lecciones, amenazas, humillaciones, golpes y palizas, no están funcionando.

Apesar de que los métodos para enseñar disciplinas básicas como el uso del teléfono y modales diarios son defectuosos, todavía se exige que aumenten los "remedios"que han fracasado consistentemente en producir resultados satisfactorios.

¿No valdría la pena considerar nuevas maneras de educar acerca de la disciplina y la civilidad? ¿No podríamos quizas salvar a nuestra tambaleante sociedad en este proceso de tener que escoger entre la anarquía y y estado policiaco?


¿Qué es lo que quiere decir "Disciplina"?

Cualquier encuesta local ó nacional acerca de la crianza y las escuelas mostrará que lo que la gente quiere es "más disciplina." Lo cual quiere decir más coerción, más restricciones, más policía, más castigo, más miedo. Sobre todo miedo, ese sentimiento tan bajo que está detrás del concepto popular acerca de la disciplina. Pero en realidad es anti-libertad, anti-niños y anti-educación, ya que no se puede inculcar la autodisciplina en un clima de miedo.

Lo que la mayoría de la gente quiere decir con "disciplina" es ésto: Haz lo que te ordene la autoridad, sin dudar ni cuestionar, sin importar lo que pienses ó sientas; Haz lo que se espera de tí y hazlo con gusto porque el deber de un niño es complacer a los adultos; Tómate tu medicina y acepta tu castigo sin quejarte por que es bueno para tu alma y bueno para tu carácter.

"Si fallas en hacer lo que se te dice, cuando se te dice, y de la manera en que se te indica, quiere decir que hay algo mal en tí y el remedio para ser malo es el humillarte por medio de castigos. Esto te corregirá. Agradécelo porque el dolor que te doy indica que me importas- porque es por tu propio bien."

"Si piensas diferente, tienes una forma de pensar diferente, ó tienes ideas creativas, si persistes en explorar tus propios intereses, en aprender a tu estilo, ó inclusive anhelar el estar a cargo de tu vida, serás humillado y castigado hasta que tu espíritu se rompa y te amoldes a nuestra idea acerca de lo que deberías ser- siempre dependiente de jefes:"

Todo niño que no ha sido cuidadosamente lavado del cerebro y/o reducido a la más abyecta cobardía, reconoce este mensaje como la Gran Mentira perpetrada sobre nuestros niños por aquellos que ejecrcen el control sobre ellos. Lo más penoso es que ese tratamiento bárbaro es apoyado completamente por la comunidad.

Se considera disciplina cuando en realidad no tiene nada que ver con la disciplina, sino que se trata de un acto no-disciplinado, prepotente, llano y simple, que está reforzado por la sumisión a los intereses arbitrarios de aquellos que detentan el poder. Se trata de una "disciplina tradicional" que es un condicionamiento idéntico al utilizado por el Club Canino Americano.

El castigo mata a la disciplina porque ésta no puede crecer y madurar bajo la amenaza de la fuerza y aquellos que así lo piensan, son demasiado peligrosos para estar cerca de los niños, pues son más adecuados para entrenar a los perros a golpes, para que obedezcan a ciegas y de rodillas.


La Disciplina es Innata y Natural.

Las personas autoritarias creen sinceramente que la disciplina no puede ser adquirida más que de una manera compulsiva y entre más desagradable, mejor, utilizando la fuerza bruta si es necesario. Sin embargo, se pueden encontrar por todos lados ciclistas que realizan trucos, músicos de garage, mecánicos a la sombra, jugadores de ajedréz expertos y empresarios de limonadas en las esquinas. Tiburones de alberca, y Boy Scouts ganadores de medallas, ó futuros jugadores de la NBA, que no han sido jamás presionados ó golpeados para escoger sus disciplinas.

Los niños nacen con el impulso de adquirir la disciplina de su propia manera y al igual que con el aprendizaje, todos lo harían, inclusive si fueran educados por lobos y especialmente ellos porque la autodisciplina es una habilidad para la sobrevivencia, instintiva y solamente el castigo persistente puede impedir su maduración.

Un bebé empieza a adquirir disciplina desde el momento de su nacimiento y quizas antes, porque es así como aprenden acerca de cómo funciona el mundo. Los bebés y niños pequeños seguirán naturalmente los mismos pasos que utilizan los científicos para descubrir nuevas verdades: Ellos examinan el objeto, le hacen algo y observan qué sucede y si no obtienen resultados satisfactorios, intentarán algo diferente hasta que descubran la respuesta que produzca los resultados que están buscando.

Llega un momento en el que sienten la necesidad de hacer una diferencia positiva en su mundo ya que en ese proceso, profundizan su conocimiento acerca del mundo y de cómo se comporta. Este es exactamente el método seguido por los científicos ganadores del premio Nobel.

La disciplina es aprendida. Es la tendencia natural del niño a crecer y madurar tan rápidamente como cada uno pueda hacerlo. La disciplina significa desarrollar las habilidades requeridas para alcanzar las metas. Significa trabajar para obtener lo que quieren y llegar a donde quieran llegar.

Los niños responden facilmente a la disciplina de tipo de trabajo de equipo. Incluso en un partido casual hay una estructura disciplinada y cuando no hay reglas de juego, se ponen de acuerdo en el momento.

La aversión a la disciplina no es algo innato, ni pecado ni maldad. Lo que sí es innato es la resistencia a la fuerza y a ser despojado del derecho a la libertad. La tendencia natural del niño es el adquirir la disciplina necesaria para ser libre y felíz.

A los adultos les gusta ver un progreso ordenado, que puedan medir, evaluar y controlar. Pero la disciplina natural no funciona de esa manera, empieza como algo interno que progresa en etapas, en saltos y descansos, en zig-zag ó de manera espiritual.

Antes de que existieran las albercas y pistas de patinaje cubiertas, había un dicho popular: Aprendemos a nadar en el invierno y a patinar en el verano". Despues de todo un verano de intentar nadar y fallar, llega la siguiente primavera y el niño salta haciendo clavados y haciendo el nado de crawl australiano a traves de la alberca. Ya que algo había estado sucediendo a traves de todo el invierno dentro de él mismo-que puede llamarse "disciplina"- que le estaba "enseñando" a nadar.

Pero los adultos se engañan a sí mismos al querer creer que no se puede aprender nada, a menos de que sea enseñado y comprobado a cada paso. Piensan que están "enseñando" por medio de "reforzar"- a traves de calificaciones, medallas de oro, halagos y castigos como los regaños, humillaciones, ridiculizaciones y golpes. A ésto hay que añadir la creencia ciega de que de que debe ser enseñado por una autoridad acreditada ó de lo contrario no será aprendido adecuadamente, lo cual es una absoluta tontería, sumamente destructiva. Estas son las tropas de choque para la Guerra en Contra de los Niños.

Los niños encarcelados en las escuelas necesitan escapar desesperadamente de una vida compulsiva. Hay millones de niños que están involucrados en actividades fuera de la escuela, ó en disciplinas de fin de semana, que les han dicho en la escuela que no pueden lograr por carecer de lecciones oficiales ó por falta de disciplina. . Simplemente observe las docenas de juegos y habilidades en las que están metidos millones de niños, desde acrobacias en patines, bandas de rock, escalar piedras y coleccionar piedras y la lista es interminable. (Ahora existe el clamor de tomar control sobre estas actividades informales fuera de las escuelas tambien, con la teoría de que el limitar la libertad, reducirá el crimen.)

Nadie que haya visto los juegos X podrá dudar acerca de la existencia de la disciplina natural. Nadie que haya visto como yo a un niñode diez años dominar la computadora que a uno de mi generación lo tendría frustrado durante meses, . Se sienten atraidos por las computadoras pues estas les dan respuestas inmediatas y honestas, sin halagos ni castigos, ya que no exigen obediencia ni adoración y son completamente imparciales.

La autodisciplina crece al complacerse a uno mismo al buscar la propia felicidad. Los padres y maestros autoritarios matan la disciplina y destruyen el espíritu de libertad y luego se quejan acerca de que hay algo malo dentro del niño, de que no está "motivado", de que "sufre de un problema de comportamiento", ó de la corriente favorita: "que tiene problemas de atención", pero estos problemas desaparecen en el momento en que está fuera de la escuela.

La llave del mundo.

La disciplina interior es auto-elegida y se desarrolla por eleccion propia. De esta manera un niño de 6, 7 u 8 años, elige los rigores del ballet porque ama su belleza, ó a la maestra de ballet, a su madre bailarina. Un niño ó niña pueden escoger la disciplina del karate por sus propias razones. Es una cuestión de quien hace la elección y se puede esperar muy poco éxito cuando esta es impuesta "por tu propio bien."

Lo que se necesita de parte del mundo del adulto, es CONFIANZA. Primero fé en la bondad fundamental delniño, quien a menos que sea castigado, avergonzado y no-respetado, no te decepcionará. Si se le da un modelo de ejemplo aceptable, él ó ella crecerán para convertirse en personas genuinas y auténticas. El exigir otra cosa es una ofensa a su integridad.

Para que se pueda desarrollar la disciplina, no debe de haber miedo, pues sólo puede crecer en la libertad. La disciplina nos lleva a niveles de excelencia que no se pueden realizar en ningún otro lado. La disciplina es la puerta a la experiencia gozosa de vivir. Cuando vemos ésto nos deleitamos en nuestra práctica, nuestra dirección está bien y estamos en nuestro camino, el camino que NOSOTROS hemos escogido. Podemos sprender de nuestros errores, más no de ser cazados y apaleados.

La sabiduría interior le dice al niño que la disciplina desde el interior es la llave del mundo.


Muchas Disciplinas, Muchas Clases de Disciplinas.

Aunque hay muchas clases de disciplinas, el autor John Holt habla acerca de estas tres clases. La primera, es la Disciplina de la Naturaleza, de la Realidad. Mover los brazos, patear con las piernas, agarar objetos, todo ésto requiere que nos ajustemos a las leyes de la naturaleza- sin que se nos enseñe. Al empezar a caminar, se ponen en juego las disciplinas de la gravedad y del cuerpo en movimiento. Los bebes tienen- ellos mismos- que desarrollar la disciplina necesaria para funcionar en el mundo.

Se dice que si a los bebes se les tuviera que enseñar a caminar, la mayoría de nosotros estaríamos gateando sobre manos y rodillas aún. Las cosas más importantes que aprendemos, son las que nos hemos enseñado a nosotros mismos.

Los juegos de niños son trabajo serio, aquel de aprender y practicar las disciplinas autoelegidas. Sostener un cono derecho, ó el helado se cae. Golpear el clavo con fuerza, ó no se puede construir la casa del perro. Mantener la bicicleta en movimiento ó te caes.

La siguiente es la Disciplina de la Cultura, de la Sociedad. Esta es un conjunto de costumbres, hábitos, reglas, expectativas y acuerdos que aglutinan a la sociedad- a su gente- dentro de una comunidad. Los niños están ansiosos de convertirse en participantes, así que observan cuidadosamente para entender las interacciones del adulto, para poder imitarlas. Ellos ansían hacer las cosas bien y para ellos cualquier ejemplo que sirva de modelo para ellos está "bien" y buena parte de ésto permanece con ellos durante toda su vida.

Sabemos ahora que los niños harán las cosas bien hasta que los castigue la autoridad diciéndoles: "¡Haz lo que te digo, no lo que hago!". A partir de ese momento, lo "bueno" y lo "malo" se convierten en simples reglas impuestas arbitrariamente por hipócritas. Entonces la diferencia entre lo "bueno" y lo "malo" depende de quien es más grande ó a quien atrapan.

Así es como entra la Disciplina de la Fuerza Superior, el poder bruto del reino animal. Es el bravucón, el dictador, el obsesionado con el control. Es el sargento con el soldado raso, el policía con el criminal, el director de escuela blandiendo el palo sobre el niño atemorizado. Es la madre con el cinturón. Todos diciendo la misma cosa: "Sométete a mi voluntad ó te haré sufrir hasta que lo hagas."

Al estar bajo tal control, la Disciplina Natural del niño, la moralidad natural puede ser suprimida ó forzada a retirarse desesperada, junto con su valor, su espíritu independiente y toda esperanza de tener una vida satisfactoria. El castigo impide el aprendizaje y retarda el proceso de maduración.

Todo castigo es dañino. Incluso el aparentemente inocuo "tiempo fuera" produce serios efectos en el sentido de identidad, las emociones, los sentimientos de seguridad y de aceptación del niño pequeño. Esto le sucede a millones de niños, día tras día y le ha sucedido a la mayoría de los norteamericanos que están descontentos y tensos, llevando vidas de una no tan callada desesperación, mientras destruyen la dignidad y el espíritu de sus hijos e hijas y de los estudiantes. No es necesario pasar esta fealdad y sufrimiento- tanto de adultos como de niños- a la siguiente generación.


Auto-disciplina para Padres

El padre de Beethoven lo golpeaba para forzarlo a convertirse en pianista de concierto al igual que Mozart. pero Ludwig se resistió con fiereza a esa fuerza superior. Sabiendo que él no podría crear sin libertad, marchó con decisión al ritmo de su propio tambor. El aprendió piano por que le gustaba la disciplina del piano y buscó la exquisita disciplina de los maestros de composición como Haydn y Salieri.

El padre de Hitler lo golpeaba sin piedad para disciplinarlo. El niño buscó entonces la disciplina que el arte le ofrecía, pero fué rechazado por la escuela de arte. Su breve tiempo como soldado no fué la clase de disciplina que él necesitaba. El resultado fué que nunca adquirió disciplina y se entregó a sus odios. El tan sólo conocía la victimización y habiendo sufrido su parte de ella, se dedicó a victimizar al mundo. (Ningún lider disciplinado habría invadido Rusia con el invierno acercándose.) El resto es historia: Empezó la guerra que mató a más de 50 millones de personas. Cincuenta millones de personas.

Los padres, los maestros y los tipos que odian la vida tratan de moldear a los niños para convertirlos en seres inferiores, inhibidos, temerosos y obedientes, que dediquen su vida al deber y que "no nos causen problemas". La disciplina estricta es odio a uno mismo, proyectado a través de los fracasos propios al tratar de obtener el éxito.

Para ellos, los niños son propiedades sin vida propia. A.S.Neill dijo acerca de esos padres patéticos que: "nunca se les permitió vivir y amar y fueron hechos para someterse al castigo de la humillación y temen a la libertad." Ellos apoyan vehementemente a las autoridades abusivas que utilizan los golpes, para que golpeen a sus niños, quienes son directores de escuelas que hacen el trabajo sucio de los padres."

Los "disciplinarios" le roban al niño la responsabilidad de desarrollar su auto-disciplina, ya que él ó ella se adueña del trabajo de disciplina y obliga al niño a bailar al son de la autoridad, dejando en él una experiencia desagradable y una visión negativa acerca de la "disciplina."

Es muy trágico para cualquier niño el que se le niegue la oportunidad de que desarrolle su auto-disciplina y hay millones que padecen ésto por causa de padres y maestros brutales y estúpidos. El resultado de que nuestra sociedad se apoye en el castigo por parte de la fuerza superior, es una sociedad que ahora se tambalea en el borde del caos anárquico.


Narracion Continua: Disciplina a traves del Helado y la Miel de Maple.

Debe haber sucedido en el mes de julio, durante la estación de las bayas cuando los niños y yo decidimos repentinamente hacer helado. ¿Porqué no? Ya habíamos adquirido un congelador motorizado de Sears y podíamos obtener crema del dueño de la granja, quien nos surtía leche a diario.

Sacamos los libros para encontrar la receta adecuada y decidimos que haríamos una receta diferente cada vez. Al final nos quedamos con el de vainilla francesa y simplemente le añadíamos las bayas que hubiéramos recogido ese día.

En un principio, teníamos el problema de llevar a casa suficientes bayas para elaborar una cantidad y creo que fué Henry quien propuso una regla: Por cada baya que comiéramos, deberíamos reponerla con otra para el cazo de las bayas. Eso funcionó bastante bien, además de que nos dió muchas risas al ponerlo en práctica.

Despues de recogerlas y de la caminata para obtener la crema, nos reuníamos en la cocina para cocinar las yemas, el azúcar, crema y vainilla a baño de María. Luego seguía el hielo y la sal y la emoción de vigilar el congelador , esperando el momento de comenzar la fiesta.

Un largo y frío invierno en el norte eventualmente trae los días de derretirse de la primavera y de que la savia empiece a fluir en los árboles de maple del patio delantero. Extraíamos y juntábamos la savia en jarras de plástico, con llaves de un dollar que habíamos adquirido en una subasta. Pronto tuvimos que pedir prestados botes de leche de 20 galones para poder captarla, ya que la sesión de la hervida tenía que esperar hasta el sábado.

El proceso de evaporación presentaba serios requerimientos, ya que era necesario hervir 40 galones de leche por cada galón de miel a ser cosechado. Así que para obtener tan sólo unos cuantos litros del dulce líquido, de los muchos botes de leche de savia, era necesario un trabajo arduo cortando, jalando y partiendo.

Henry y Russell participaron al igual que en cada etapa de la producción. El incinerador exterior tenía que ser limpiado así como lavar los enormes cazos. Pero nadie se quejó, ni lo consideró como "trabajo", ó que nos gustaba una parte y odiábamos otra. Todo era parte del proceso de hacer la miel, desde acanalar los árboles y recolectar la madera, hervirlo, terminarlo, lavar los cazos y comer los pasteles cargados de dulce. ¿A quien podría no haberle gustado?

No había desmotivados, ó que alguien se atorara con un problema de "falta de atención". Simplemente éramos tres personas disfrutando inmensamente de un propósito común y nadie pensó que los niños estuvieran "aprendiendo acerca de la disciplina", hasta recordarlo años más tarde.

Sólamente la parte final del hervido podía hacerse adentro en la estufa de la cocina y algunas veces los niños se quedaban despiertos hasta bien pasada su hora de dormir para ayudar y en más de una ocasión papá se quedó despierto toda la noche con las ollas y teteras para terminar.

En una temporada especialmente prolífica, empacamos emocionados los botes para mandárselos a varios parientes, para compartir con orgullo el producto de nuestra labor. Inclusive ahora, 30 primaveras despues, Henry y su esposa trabajan con los evaporadores en su lugar especialmente hecho para eso, haciendo miel de maple para mandar a Russell y papá para navidad.


CARTAS

¡Le pasé [su carta] a mi ex-esposo para que la leyera! Gracias por la información, por favor continue enviándola. ¡Es fantástico el que se nos recuerde también acerca de los comportamientos adecuados para los padres!

Yo he tomado dos clases para padres cuando los niños eran más chicos (STEP) y me integré a un grupo para padres cuando nos mudamos a Mesa hace tres años.

Realmente disfruto el recibir la información para padres y además la necesito. Pienso que [sus capítulos son] realmente importantes. Gracias. Navarro, Phoenix. AZ

Gran boletín... ¿qué hay acerca de los jóvenes que andan en pandillas, muchos de los cuales han sido abandonados por sus padres?... es una área dura, la cual conozco poco, pero necesitan ayuda y sus padres necesitan consejo. I. Neal, Beaumont, TX

***"Despues de trabajar con jóvenes problemáticos encontré que el trabajo debe ser hecho al nivel del infante y del que gatea. Ahí es en dónde se produce el daño y que luego vemos exhibido en su adolescencia. Los estudios acerca de la delincuencia de Glueck muestran que los padres los abandonaron emocionalmente entre los 0 y 6 años de edad, y es hasta ahora en la adolescencia cuando pueden escapar para buscar una "familia" entre sus cuates." N.L.

Capitulo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15


Return to Parenting Without Punishing Table of Contents at www.nopunish.net